miércoles, 29 de octubre de 2008

APEGOS



“Si quieres que algo suceda, sumérgete en ello y deja de lado lo que va en su contra”
Nuestra mente siempre intenta buscar fuera de nosotros el culpable de nuestra infelicidad: cualquier cosa, tu marido, tu esposa, tus hijos, tus padres, tus jefes, la sociedad, el capitalismo, etcétera. Pero esto no es casual, es un mecanismo de autodefensa, si nosotros no somos los culpables de nuestra infelicidad, nada podemos hacer para cambiar la situación. ¿Qué cómodo, verdad?

Solamente cuando cambie esa situación externa, yo seré feliz, ¡qué excusa más buena!
Somos capaces de inventar cualquier cosa, por absurda que pueda parecer, antes que reconocer la responsabilidad sobre nosotros mismos.
Admitámoslo, somos nuestra propia creación, somos responsables de nuestros sufrimientos de nuestro dolor, de todo o que nos ha sucedido y de lo que nos está sucediendo y así seguirá siendo.
Acuérdate de lo que sembraste y reconocerás tú cosecha.
Cuando seas capaz de reconocer esta simple verdad, todo empezará a cambiar, te darás cuenta de que sólo es cuestión de sembrar “distintas” semillas para obtener “distintos” frutos. Simple, ¿verdad?

A partir de ahí comienza tu verdadera transformación, tu verdadera mutación y sólo entonces te vuelves agradecido con todo y todos los que te rodean porque forma parte de tu cambio, todo está creando el contexto para tu cambio. Observar.
Para tu profunda transformación puedes valerte de la tecnología del yoga y una forma inmediata de comenzar es la observación de todo lo que te sucede, sin evaluar, sin juzgar, sin opinar. Observa al mundo, tus reacciones, al principio te costará, pero el hábito lo hará más fácil. Esto te permitirá conocerte a tí mismo y descubrir hasta qué punto eres víctima pasiva de tus reacciones instintivas y cuánta libertad hay esperándote más allá de estos “mecanismos” (llamados así por ser mecánicos y ciegos).

Esto unido a la práctica de la meditación te volverá consciente de lo que te sucede en cada momento de tu vida; el que algo sea correcto o incorrecto depende más de cómo lo haces que de qué haces, depende de si estás atento, despierto o dormido, ya que si estás despierto todo te enseñará.
Si quieres que algo suceda en tu vida, sumérgete totalmente en ello y deja todo lo que está en su contra. La forma de dejarlo es no usarlo, porque usándolo creas caminos para que venga a ti una y otra vez.
En esta etapa que nos ha tocado vivir, somos muy afortunados, tenemos toda la información a nuestro alcance, aprovéchala.

Y una de las más bellas enseñanzas espirituales es: cuanto más compartas, más llegará a ti de fuentes desconocidas. Da y tendrás, da más y tendrás más.
¡Que todos los seres sean felices!
Ananda Vir Kaur. Profesora de Yoga Integral Dharma Ananda
**************************