martes, 22 de septiembre de 2009

CUERPOS O CENTROS DEL SER HUMANO


El cuerpo astral equilibra y complementa al cuerpo físico.
Los cuerpos mental y emocional son componentes integrales de todos los cuerpos del ser completo.
En primer lugar, veamos el cuerpo físico:
Es claramente el instrumento más esplendido y complicado que existe actualmente en la Tierra. Es una maravilla de la simetría y arte mecánico, químico y eléctrico. Tu cuerpo físico no es más que el vehículo a través del cual tus otros cuerpos expresan sus funciones mientras estás encarnado en la Tierra.

El cuerpo físico no eres “tu” en un sentido completo.
Dentro y fuera del cuerpo físico existen cuerpos imperecederos de los cuales pocas personas son conscientes. Estos otros cuerpos interpenetran el cuerpo físico y se extienden más allá del mismo. Poseen un tremendo efecto sobre la salud y el bienestar físico. Cada vez que alguno de estos otros cuerpos se desequilibra, se reflejará en una enfermedad en el cuerpo físico y en la personalidad.

Son estos otros cuerpos los que constituyen el fenómeno al que nos referimos como aura. Cuando la muerte física tiene lugar, estos otros cuerpos abandonan el cuerpo físico en bloque y se convierten en el vehículo operativo a través del cual la conciencia continua funcionando en otras dimensiones. Mientras que el cuerpo físico es el templo sagrado que contiene a los otros cuerpos mientras se está encarnado físicamente, el cuerpo astral alberga a los otros cuerpos después de la transición llamada muerte. Sin embargo, a diferencia del cuerpo físico, el astral es inviolable.
Ahora vamos a examinar algunas de las funciones de los distintos aspectos del cuerpo astral mientras estamos encarnados físicamente.

Primero vamos a contemplar el subconsciente:
Este es el mecanismo que realiza aquellas funciones vitales que producen acciones y reacciones automáticas en el plano físico. Algunos ejemplos de esto serian la respiración, el latido del corazón, parpadear, comer, digerir, etc.… Todas las respuestas aprendidas también son activadas por el subconsciente. Él es el que permite la formación de hábitos, por eso se ha de reprogramar cuando deseamos romper alguno de ellos.

El subconsciente además de ser una parte del cuerpo astral, también es un componente de la mente o del cuerpo mental.
Como componente del cuerpo mental posee la habilidad y capacidad de registrar todas las experiencias sensuales, mentales, emocionales y espirituales y volver a reproducir esta información cuando sea necesario. A este respecto funciona como una grabadora. Aunque el subconsciente sea un nivel del cuerpo mental, no tiene la capacidad para el pensamiento racional que poseen los niveles mentales consciente y supraconsciente.

El subconsciente es para el cuerpo astral y mental, lo que el cerebro es para el cuerpo físico, a excepción, por supuesto, de que el subconsciente es permanente. El cerebro físico es el almacén o banco de memoria informático del ser mortal mientras está físicamente encarnado. Durante la encarnación física, todo lo que una persona experimenta es registrado por el cerebro. Del mismo modo, todo lo que se registra en el cerebro también queda grabado en el subconsciente.

El subconsciente carece de discernimiento para saber lo que es verdadero o falso, bueno o malo o para distinguir entre otros opuestos. Funciona como un almacén de información y como desencadenante de respuestas aprendidas. De ahí la importancia de aprender a programarlo adecuadamente con la verdad y de purgarlo de todo el conocimiento erróneo y de los malos hábitos.
¡De ahí el dolor y la dificultad de desaprender!
De ahí la necesidad absoluta de comprender que el subconsciente contiene toda la información almacenada de vidas y experiencias anteriores.

Con este entendimiento, podemos reconocer el efecto de las experiencias de vidas anteriores en nuestra vida actual y en nuestro bienestar global.
Cuando empiezas a darte cuenta de la cantidad masiva de mala información que puede y que suele haber almacenada, te haces consciente de la necesidad urgente de empezar con el proceso de desaprender.

Ahora he de hacer que te des cuenta de una verdad sutil respecto a la relación entre lo consciente y lo subconsciente.
Te he dicho que el subconsciente carece de pensamiento racional y que es un almacén de información y un desencadenante de respuestas aprendidas.
Si la mente consciente de una persona no ejerce su prerrogativa de pensar, planificar y ejecutar instrucciones, entonces el subconsciente asumirá esta función a través de su propio mecanismo reactivo. En otras palabras, el subconsciente gobernará en efecto al consciente, porque este último no cumple con su responsabilidad de dirigir.

Puedes ver innumerables ejemplos de esto en las vidas cotidianas de quienes te rodean.
Tomemos por ejemplo, una persona educada en un entorno de intolerancia donde le han enseñado a odiar a todos los miembros de otra raza o religión. Esta persona habrá desarrollado una arraigada respuesta aprendida que hace que hable con odio y desprecio acerca de esos grupos que ha aprendido a odiar. Este es el subconsciente dominando al consciente. Si fuera a la inversa, entonces la persona que ha vivido en la intolerancia pensaría en las distorsionadas razones de su respuesta de odio y se daría cuenta del error de sus prejuicios subconscientes.

El subconsciente posee otra función singularmente elusiva, pero de vital importancia que has de entender – es la capacidad de actuar como un conducto entre el consciente y el supraconsciente. A fin de llegar a él, el supraconsciente ha de viajar a través del subconsciente.

Podemos comparar el consciente con una bombilla, el subconsciente con el cable eléctrico y el supraconsciente con la fuente de la energía. La energía ha de llegar a la bombilla antes de que se encienda la luz. Si en el cable eléctrico se produce un cortocircuito o queda dañado de algún otro modo, entonces la energía no llegara a la bombilla o no se producirá la iluminación.

Volviendo al subconsciente, si queda dañado por una sobrecarga de mala información, respuestas aprendidas distorsionadas y si está controlando al consciente por defecto, entonces no es probable que la energía del supraconsciente sea capaz de llegar bien al consciente. Lo que estoy queriendo decir es que ¡nadie va a realizar un avance real en su desarrollo hasta que empiece a limpiar la basura de sus bancos de memoria subconsciente!

Una última analogía que ayudará a ilustrar la necesidad de limpiar el subconsciente. Dejemos que el sifón de un fregadero represente el subconsciente. La zona encima del fregadero representará el supraconsciente y la tubería de desagüe que está debajo del sifón representará el consciente.
¿Qué sucede cuando el sifón se atasca con residuos? No pasa la luz – no hay agua clara -. Observa lo que sucede cuando el sifón no tiene obstáculos. Los residuos pasan a través de las cañerías. Es decir, el atasco se ha de resolver desde abajo. La presión viene desde arriba, representando el supraconsciente, pero la limpieza se efectúa cuando el atasco pasa a través de las tuberías que están debajo del sifón. En esta analogía, es el consciente el que ha de reconocer y eliminar el bloqueo cooperando con la fuerza que viene de arriba.

Por el momento vamos a considerar esa la cualidad del cuerpo astral que se llama alma.
Piensa, si lo deseas, en una cinta de cassette. Cuando la cinta está en blanco, se podría decir que no contiene alma. Vamos ahora a colocar la cinta en el cassette y a llenarla con grabaciones. Lo que hemos hecho es impartir atributos a una cinta que antes estaba vacía. Le hemos dado un alma.

Cuando entramos en un nuevo reino en un nuevo cuerpo como el de un bebe recién nacido que se encarna en la tierra, la cinta está en blanco. A medida que progresamos en la vida, la cinta se va llenando con todos los rasgos de la personalidad, de la experiencia, del aprendizaje, del placer, del dolor etc.… que normalmente nos acompañan en la vida. Cuando esta toca a su fin, la cinta está llena de esa esencia denominada alma.

Dentro de la totalidad del alma hay muchas cintas completas que contienen los registros de todas las experiencias encarnacionales. Como estarás empezando a apreciar, las cintas llenas forman los bancos de memoria o los registros akáshicos de un ser individual. Ten presente que todas estas cintas se encuentran en archivos activos y que están conectados con tu ordenador interno. Por consiguiente, cualquier información contenida en alguna de estas cintas, ya sea buena o mala, verdadera o falsa, correcta o incorrecta, puede influir e influye en tu bienestar de tu vida actual.

Esta es la razón por la que muchas personas cometen vida tras vida los mismos errores una y otra vez. Las impresiones acumulativas alojadas en sus almas producen impulsos sutiles que desencadenan actividades que una mente débil, inconsciente y subdesarrollada no puede controlar.
La única forma posible de corregir esta situación es ser conscientes de su existencia y dar los pasos necesarios para desaprender, reprogramar y reemplazar todas las grabaciones defectuosas. Es un proceso doloroso, porque siempre implica reemplazar los queridos conceptos erróneos con la verdad y con su entendimiento superior.
Incluso al alcanzar este nivel de conciencia, la mayor parte de las personas son demasiado perezosas o prefieren dejar las cosas para después, como para seguir las medidas correctivas. Quizá les ayude saber para su resolución y autodisciplina que incluso el posponer las cosas y la pereza son en sí mismos patrones que se han de superar y purgar del alma a través de la acción positiva.

Resumiendo, el subconsciente y el alma no tienen discernimiento. No pueden razonar. Sin embargo, por su naturaleza pueden controlar el consciente retroalimentando cualquier información almacenada. Si la mente consciente no ejercita su obligación de controlar la entrada del subconsciente y el alma, estos últimos siempre controlarán al consciente en mayor o menor grado.

De los cuerpos espirituales o no físicos, el astral es el que tiene la vibración más baja. Es el cuerpo que normalmente ven los clarividentes con su ojo espiritual. Es también el cuerpo astral el que tienen la capacidad de leer algunas personas con facultades psíquicas.
Con suficiente entrenamiento, conciencia y comprensión, todo el mundo puede acceder a su registro akáshico y descubrir muchas cosas acerca de si mismo.

Tal como te he indicado antes, existen 3 niveles distintos o inseparables del cuerpo mental o mente. Una vez hayas comprendido el significado del subconsciente y del alma, estarás preparado para controlar tu destino. Para asumir el control con eficacia, has de procurar darte cuenta del aspecto consciente del cuerpo mental.

La parte consciente de tu cuerpo mental te proporciona grandes poderes para pensar. El pensamiento es la capacidad de discernir, razonar, racionalizar, ejercitar la autodisciplina, deducir, emplear la lógica, analizar, indagar, sintetizar, juzgar, investigar, conocer, observar etc...

Resumiendo, el pensamiento puede proporcionarte conciencia sobre ti mismo y acerca de tu entorno con un potencial para un desarrollo ilimitado en el cosmos y en la eternidad.
Al ejercitar las habilidades de la mente consciente has de confiar en el cerebro físico mientras estas encarnado. El cerebro se puede comparar con precisión a un ordenador. Es en realidad, el ordenador más sofisticado de la Tierra. Por supuesto, el cerebro, en sí mismo, no es la mente. Es uno de los instrumentos que utiliza la mente mientras estas manifestándote en los planos de la expresión física. De ahí que en este momento puedas ver la imperiosa necesidad de mantener todo el cuerpo físico en la mejor condición posible. Cualquier desequilibrio en el cuerpo afectará al cerebro, al sistema nervioso o a los centros espirituales, para que la mente consciente pueda realizar adecuadamente sus funciones.

El cerebro es el banco de memoria para las experiencias que tienes mientras estás encarnado físicamente. La mente subconsciente es el banco de memoria para la totalidad de tus experiencias. Cualquier cosa que sea grabada en el cerebro, también queda automáticamente registrada en el subconsciente. Sin embargo, lo que está en el subconsciente no necesariamente esta en el cerebro. Llevamos datos del subconsciente al cerebro a través de la meditación y de abrir varias otras puertas de la memoria. Una vez la mente consciente se da cuenta de este proceso, puede hacer tremendos avances al controlar el desarrollo del ser mortal.

Estás constantemente teniendo experiencias en el cuerpo astral y en el etérico que no son registradas por el cerebro, porque estas experiencias tienen lugar cuando la conciencia está fuera del cuerpo físico. Debido a que estas experiencias no están registradas en el cerebro, no las recuerdas en el nivel de conciencia mortal. Sin embargo, estas experiencias pueden ser registradas en el cerebro si eres capaz de alcanzar el subconsciente y ser conscientes de ellas. Al fin y al cabo es la función primordial de la mente o del cuerpo mental – ¡producir consciencia!—Esta capacidad se convierte en una herramienta increíble para desarrollar tu potencial.

El cuerpo mental posee tres partes o niveles distintos:
El consciente, el subconsciente y el supraconsciente.
Estas son las cualidades mentales que gobiernan al hombre individualizado.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

CUERPOS O CENTROS DEL SER HUMANO II


El cuerpo emocional.
¿Cuál es su función y su propósito?

Es el que nos proporciona una naturaleza sentimental. Esta naturaleza proporciona la capacidad para experimentar todos los niveles emocionales como la dicha y la tristeza, el amor y el odio, la compasión y la malevolencia, el éxtasis y la depresión, el placer y el dolor, la excitación y la indiferencia.

El grado en que este y otros rasgos alcancen picos y profundidades determinará la intensidad con la que se viva la experiencia y la fuerza de la impresión que se registra en la memoria del alma.
A medida que experimentamos la vida, así es como verdaderamente aprendemos a distinguir lo correcto de lo incorrecto, lo bueno de lo malo. Por ejemplo, basta con una buena quemada para enseñarnos a no colocar la mano en el fuego. Una vez nos hemos quemado, el dolor de ese recuerdo y experiencias suficiente para abstenernos de repetirla. Paulatinamente, a medida que empezamos a madurar, buscamos intuitivamente una forma de vivir y de expresarnos que nos aleje permanentemente de las profundidades del dolor emocional, y nos conduzca a la cumbre de la felicidad. Este es claramente el sendero que conduce a la conciencia más elevada.

La capacidad emocional o de sentir se experimenta a todos los niveles de la expresión. Al nivel físico, se puede experimentar como una manifestación puramente física como calor o frio, dolor de una herida física, el tacto etc…
Se puede experimentar mentalmente percibiendo gozo, felicidad, excitación, odio etc…
Se puede experimentar física y mentalmente a la vez, disfrutando en una fiesta con buenos amigos donde degustamos deliciosos manjares, manteniendo una relación sexual con una persona amada, luchando contra el enemigo etc…

Nadie querría vivir sin el cuerpo emocional. No tendría sentido existir sin la capacidad de sentir. Ningún logro aportaría satisfacción alguna, puesto que la satisfacción es en sí misma una cualidad emocional. Cuando se ven individualmente, resulta cada vez más obvio que cada aspecto de nuestro Ser total es indispensable para la función y propósito de nuestra existencia.

Ahora veremos el cuerpo crístico (etérico).
El cuerpo crístico a sido descrito de varias formas durante eras por escritores iluminados, como el cuerpo de luz, el cuerpo ascendido, el que está por encima del alma, el Ser Supremo, el Yo Soy, el cuerpo resucitado, el cuerpo eléctrico, el cuerpo supraconsciente, el Hijo (Sol) de Dios, el cuerpo etérico y varios otros términos.

Los términos cuerpo de luz y cuerpo eléctrico se acercan a la descripción de este cuerpo en lenguaje científico. El cuerpo del Yo Soy y el cuerpo crístico quizás estén más cerca de su descripción en términos espirituales.
Desde la perspectiva científica, los términos cuerpo eléctrico o de luz describirían mejor el efecto producido en la estructura atómica de este cuerpo por la velocidad del movimiento del electrón dentro de los átomos. Esta velocidad iguala o excede la velocidad de la luz. El cuerpo en sí mismo, cada vez que se manifiesta, irradia una brillante luz blanca.

De modo que la sencilla verdad es que todas las personas tienen el potencial de convertirse en cristos. Sin embargo, el estado crístico no se alcanza con el esfuerzo de otro. Lo alcanzarás gracias a tu propio esfuerzo o no lo alcanzarás en absoluto. La doctrina de la redención indirecta (el falso concepto de que Jesús murió para limpiar los pecados de los demás y que por eso lo único que has de hacer para salvarte es aceptarle como tu Señor) puede ser reconfortante para sus defensores, pero ¡nunca conducirá a avanzar en el dominio de uno mismo!.
La redención indirecta es contraria a la ley universal de causa y efecto.

Es de vital importancia para el progreso espiritual, que la gente empiece a entender que poseen un Ser crístico. Este Ser crístico está constantemente intentando guiar e influir en la conciencia mortal para que sigamos el camino que conduce a la supraconsciencia. Nuestro Ser crístico se puede comparar a la persona que hace mover las marionetas. El ser físico mortal se puede comparar con la marioneta. La marioneta, por otra parte, no es en absoluto consciente de la existencia de quien la está accionando.

A medida que una persona evoluciona en la vida en el reino físico y en los planos astrales, la mayor parte del tiempo es inconsciente de quién es y de que es. La puedes comparar con la marioneta de una obra de polichinelas. En realidad, la marioneta no sabe lo que viene después. Está participando en una representación pero es totalmente inconsciente de la trama. Del mismo modo, el ser humano participa en una gran representación cósmica, y la mayor parte de las veces, ¡no es consciente de la trama, de los actores o de las consecuencias de una mala representación!

El Ser crístico siempre está intentando comunicarse con su ser mortal, pero en general las líneas de comunicación están enredadas en su subconsciente distorsionado. Se podría comparar cuando en un espectáculo de marionetas se enredan las cuerdas y el muñeco ya no puede responder a la guía de quien las acciona.

La obstinada resistencia que posee el ser humano con el paso de los siglos para ver la verdad, prueba la dificultad que implica la reprogramación de la mente subconsciente. El ser humano no cambia fácilmente sus hábitos.
El supraconsciente es la mente operativa del Ser crístico. En los niveles de expresión crística, el Ser crístico, a través del poder de su mente, puede unirse mucho más fácilmente a la Mente Universal que en los niveles físico o astral.

Del mismo modo, se posee mayor conocimiento y comprensión como cristo, y se está en mejor posición para guiar, dirigir y ayudar a los seres humanos.
Queremos que sepas, que sin lugar a dudas es posible alcanzar el estado crístico mientras se está encarnado en las vibraciones físicas o astrales.
Quienquiera que alcance dicho estado, no volverá a estar sujeto a las leyes que gobiernan dichos niveles, pero lo estará a las leyes trascendentales de las vibraciones crísticas.

Cuando alguien alcanza la vibración completa de un cristo, la muerte física ya no tiene poder sobre él. Habrá literalmente conquistado las vibraciones físicas y podrá viajar libremente a través de las vibraciones físicas, astrales y crísticas. Esta maestría le concede el poder de alterar su vibración a voluntad de lo físico a lo astral, de lo astral a lo crístico.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

CUALIDADES Y ASPECTOS DE LOS CHAKRAS


*1º Chakra – Muladara-
Es el asiento de la kundalini.
Situado en la base de la columna. En el coxis.

El 1º Chakra es el de los cimientos, eliminación, seguridad y hábitos.
Elimina los productos residuales, no solo físicos, sino también emocionales y de pensamiento.

Es el reino en el que anidan nuestros hábitos, temores y el comportamiento instintivo que utilizamos para sobrevivir.

Cuando funciona bien, sus cualidades positivas son:
Perseverancia, coraje, lealtad, seguridad y confianza en uno mismo.

Cualidades negativas:
Testarudez, pensamientos obsesivos, tristeza persistente, depresión, inseguridad, avaricia.

En el cuerpo físico rige:
Piernas, ano, huesos, intestino delgado.

Sus trastornos:
Obesidad, hemorroides, estreñimiento y ciática.

Sonido interior:
Zumbidos de abejorro, Rugido de motor.

Su color es el rojo.

*2º Chakra- Svadistana –
Se sitúa en el abdomen, a medio camino entre el pubis y el ombligo.

El 2º Chakra es el del sentimiento, deseo y creación.
Sus funciones básicas son la procreación y la creatividad.

Con un Chakra fuerte, el mundo le parecerá apasionante, tendrá flexibilidad, buena apertura, voluntad e intuición.

Sin embargo, si no lo fortalece, el mundo le será indiferente, adoptara una actitud desapasionada y carecerá de opinión, por otro lado se notara el cuerpo flácido y agarrotado.

Si el 2º Chakra está demasiado activo, entonces todo adopta un matiz sexual y aparece la obsesión por el sexo.

En el cuerpo este Chakra controla todos los líquidos:
La circulación de la sangre, la producción de orina, el flujo menstrual y la producción de los fluidos seminales.

La frustración, tanto sexual como creativa aparece cuando se bloquea esta energía vital.
Al equilibrar este 2º Chakra aumenta la confianza en uno mismo y la creatividad.
En el cuerpo rige: Útero, riñones, sistema reproductor, circulación y vejiga.

Trastornos: Impotencia, frigidez, trastornos en el útero, la vejiga o los riñones.

Sonido interior: Flauta, Grillos.
Su color es el naranja.

*3º Chakra- Manipura-
Vinculado a la zona del ombligo.

El 3º Chakra es el centro de la energía, la fuerza de voluntad y el control.
Con un Chakra fuerte, sabrá que su vida y la calidad de sus experiencias dependerán de lo que haga, le moverá la firme convicción de que puede moldear, dirigir e impulsar lo que le ha de pasar en la vida, se sentirá entusiasmado y ganara en expresividad.

Sin embargo, si no llega suficiente energía al 3º Chakra no se verá capaz de acabar lo que empiece, se dejara influir fácilmente por los demás y sentirá que le cuesta marcar su propio rumbo y actuar con determinación.

Cuando se bloquea la voluntad, el Chakra deja de liberar la energía, por lo que actúa como una presa y contiene los sentimientos, las necesidades y las motivaciones.
Se imponen la confusión interior, la rabia contenida y la fuerza reprimida.
De pronto, en algún momento, algo estalla y las emociones se apoderan de la situación.

Partes del cuerpo que rige: Aparato digestivo, hígado, bazo, estomago, intestino grueso.

Trastornos: Ulceras, diabetes, trastornos alimentarios.

Sonido interior: Arpa, instrumento de cuerda, tambor.
Su color es el amarillo.

*4º Chakra- Anahata-
Situado en la región del corazón.

El 4º Chakra es el del amor y el despertar.
Representa la expresión de los sentimientos, la compasión y la capacidad de amar.
Si abre este Chakra se consigue dar a los demás tanta importancia como uno mismo.

Devoción, amor incondicional y compasión son algunas de sus cualidades.
La energía que sale del 4º Chakra cura y promueve el cambio.
El camino hacia un grado superior de conciencia empieza en este Chakra.

Sus aspectos negativos: Ataduras, apegos, emociones fuera de control.

Partes del cuerpo que rige: Pulmones, corazón, brazos, manos.

Sonido interior: Campana grave o aguda.
Su color es el verde esmeralda.

*5º Chakra- Visshuda-
Se encuentra en la garganta.

Controla la comunicación verbal y el sentido del oído.
Se adentra en los caminos de lo milagroso y lo misterioso.
La palabra hablada siembra la semilla de la manifestación.

Si abre este Chakra, sabrá cuales son las verdaderas causas y efectos de todo lo que diga, antes de pronunciar palabra.

Su voz sonara poderosa y sincera, sus palabras estarán llenas de contenido. No se entretendrá en minucias.

En cambio si descuida el 5º Chakra, su voz sonara débil y baja, como la de alguien que tiene miedo a hacerse oír.

Las mentiras, la hipocresía y el miedo a enfrentarse a los demás, son síntomas de que el 5º Chakra está desequilibrado.

Partes del cuerpo que rige: Cuello y hombros.

Trastornos: Inflamación de garganta, resfriados, problemas de tiroides.

Sonido interior: Viento moviéndolas hojas de los arboles, agua corriendo.
Su color es el azul cielo.

*6º Chakra- Ajna-
Se encuentra en el centro de frente.

Está relacionado con el 3º ojo, el ojo que todo lo ve y el que permite adentrarse en las profundidades y los misterios de los mundos sutiles.


Cualidades positivas:
Claro entendimiento y alta capacidad para visualizar y entender conceptos mentales. Visiones interiores.
Cuando están despiertos los sentidos sutiles relacionados con este Chakra se tiene capacidad de ver las auras, precognición, clarividencia y visiones remotas.

Cualidades negativas:
Uno tiene conceptos mentales confusos o imagines sobre la realidad que no son ciertas y por lo general negativas.
Demasiado intelectual, racional, superioridad y egocentrismo.

Partes del cuerpo que rige:
Ojos y dos hemisferios cerebrales.

Trastornos: Cefaleas, pesadillas y problemas de vista.

Sonido interior: OM, como el rugido del mar embravecido.
Su color es el indigo.

*7º Chakra- Sahasrara-
Se encuentra en la tapa de la cabeza.

Está relacionado con la conexión de la persona con su espiritualidad y con la integración de todo su ser, físico, emocional, mental y espiritual.

Se caracteriza por la humildad, la entrega y la reverencia al infinito.
Las dos fuerzas gemelas Ida y Pingala son absorbidas por Sushumna, en el centro de la frente y a la corona llegan como una fuerza única y pura.
Entramos en el terreno de la Iluminación.

Partes del cuerpo que rige:
Corteza cerebral, cerebro y cuerpo entero.

Trastornos: de alineación.
Su color es el violeta.


*************

QUE SON LOS CHAKRAS ?



¿Qué es un chakra?

Chakra significa "rueda" en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.
Funciones principales de los chakras:

1. revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
2. provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y
3. transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.
************************************************

ANATOMIA DEL CUERPO SUTIL




Que son los nadis?

Los nadis son los canales sutiles que distribuyen la energía vital (prana) por todo el cuerpo.
Hay 72.000 nadis repartidos por todo el cuerpo.
Los 3 nadis principales son:
IDA, PINGALA Y SUSHUMNA.

SUSHUMNA es el canal principal y central, se sitúa en el cuerpo astral en el eje cerebro-espinal desde su base hasta llegar a la coronilla.
IDA Y PINGALA se encuentran respectivamente a la izquierda y derecha de SUSHUMNA.

IDA representa la fuerza femenina, lunar, fría y pasiva.
Es el canal de la energía físico-emocional, y está relacionada con el sistema nervioso parasimpático, con el hemisferio cerebral derecho y por eso con la intuición y con lo creativo.
Si la energía fluye principalmente por IDA, estamos más conscientes de nuestro cuerpo físico, nuestras reacciones están guiadas sobre todo por los sentimientos y debido a esto, nuestras emociones son más fuertes.

PINGALA en cambio, es la fuerza masculina, solar, cálida y activa que está relacionada con el sistema nervioso simpático y con el hemisferio izquierdo.
Cuando la energía fluye por PINGALA, nuestro pensamiento está orientado más hacia los aspectos lógico-matemáticos y hacia la mente racional.

Se ve claramente como ambos nadis juntos representan todas las posibilidades de actividad física y mental, y porque es necesario su equilibrio para que la persona se encuentre en armonía.

IDA y PINGALA son los nadis por los que circula habitualmente la energía, produciendo el estado de conciencia dual.
Los 3 nadis convergen en 6 puntos, cada uno de los cuales forma un Chakra.
**********

miércoles, 11 de marzo de 2009

MEDITACION Y YOGA


LA VISUALIZACIÓN YOGA: La visualización se basa en el poder de las imágenes, es decir, toda imagen mental tiene un poder de influencia sobre la mente, de aquí que, los antiguos, conociendo el poder de las imágenes, las pintaban en sus templos para inducir y crear estados mentales positivos, elevar la vibración y facilitar la auto indagación, el auto conocimiento, el viaje interior.

LA CONCENTRACIÓN: La concentración es la emoción, moviendo la fuerza de la voluntad y enfocándola en un solo punto. Concentrándose, se busca llegar a enfocar nuestra mente, tan solo en aquello que deseamos. Toda la energía mental y emocional es centrada en una idea y, ésta, llevada a la práctica, consigue realizarse con cierta facilidad. Los sentidos no funcionan cuando hay concentración profunda; no hay consciencia del cuerpo ni de lo que nos rodea. La “ATENCIÓN” es la base de la concentración. La concentración es simplemente atención. Concentración es fijar el pensamiento en una sola cosa. Esto resulta más fácil si mostramos interés por el objeto de la concentración. No puede haber verdadera concentración sin que se muestre un grado notable de interés y atención por parte de quien la practica.
De la atención se va a la contemplación y de ésta, a la concentración y ya, por último, a la meditación. La primera es la base de las demás. Es importante desarrollar el hábito de la atención en las situaciones diarias. Se trata de centrar nuestra mente en todo aquello que esté frente a nosotros, aprendiendo a contemplar las cosas detenidamente. Esto nos llevará a descubrir muchas cosas que, anteriormente, nos habían pasado desapercibidas. Percibir es atender. Por la atención se logra un conocimiento claro de los objetos. Una persona atenta tiene muy buena memoria. Quien no es observador, no es atento; el interés desarrolla la atención. Cuando hagáis cualquier trabajo, sumergíos en él. Olvidaos de vosotros mismos, concentrados en el trabajo. Silenciad los demás pensamientos, no pensando en ninguna otra cosa. La mente solo puede atender a una sola cosa al mismo tiempo. Una simple gota de agua puede perforar la más dura roca, cuando hay persistencia y cae sobre ella continuamente y en el mismo punto. Esto ayuda a comprender el gran poder de la concentración.

LA MEDITACION Y EL YOGA: La práctica de meditación aporta un sinfín de beneficios. La meditación es una verdadera fuente de descanso. Es un descanso duradero, espiritual y lleno de dicha, que ha de ser experimentado para entenderse. Una vez que se logra este estado de meditación profunda, el tiempo dedicado al sueño puede reducirse en tres o cuatro horas. Durante la meditación se produce, en general, una tremenda aceleración de energía hacia las células. Al penetrar en todas las células, las vibraciones pueden prevenir y curar enfermedades. La meditación es también un poderoso tónico mental y nervioso. Las suaves ondas que produce, ejercen un efecto favorable en la mente y en los nervios, dando lugar a un prolongado estado positivo. En meditación el mundo interior comienza a ordenarse desde la mente y produce salud física, agudeza mental y tranquilidad. Paz mental, silencio, autocontrol, trato amable y pureza de corazón. Éstos son los atributos de una mente en armonía. Podemos definir la meditación, como llegar a detener toda la marea de pensamientos que, generalmente, existen en la mente y enfocar y mantener un fluido constante en una sola cosa, profundizándola, llegando a formar parte del objeto de la meditación. La meditación es un proceso de armonización y sintonización. Torna a uno magnético y atractivo, convirtiéndole en quien evoca amor y dedicación. La Meditación abre las puertas de la sabiduría, es el único camino para alcanzar la Inmortalidad y la Bienaventuranza.

*****************************

RESPIRACION,RELAJACION Y MANTRAS


LA RESPIRACIÓN YOGA COMPLETA: Aprender a respirar es lo más importante de todo lo que podamos realizar en nuestra vida. Si la sangre es insuficientemente oxigenada, es decir, si no llenamos profundamente y de modo completo nuestros pulmones, el poco aire inspirado no será suficiente para regenerar y alimentar nuestras células. Del mismo modo, si la espiración es pobre y no vaciamos completamente nuestros pulmones, los residuos y toxinas segregados por las células quedarán en nuestro organismo, empobreciendo la sangre y minando día a día nuestra salud. No olvidemos que una sangre pobre en oxígeno, trae consigo la vejez prematura y la falta de vitalidad, además de provocar múltiples enfermedades. La Ciencia del Yoga enseña la Ciencia del Pranayama, para ganar poder y energía. La primera lección en Pranayama es aprender a controlar el movimiento de los pulmones, el diafragma y los músculos respiratorios. El Pranayama empieza con la regulación de la respiración y continúa con el control de las corrientes vitales o fuerzas internas.

YOGA Y RELAJACIÓN: Son muchas las enfermedades que el hombre crea con su propio pensamiento. El proceso de relajación es, en realidad, un ejercicio de sugestión mental positiva, en el cual se inducen pensamientos de salud. La relajación consiste en aflojar al máximo todo el cuerpo. Pero éste es sólo el punto de partida, indispensable para alcanzar los estados modificados de consciencia de las distintas etapas del Raja Yoga o Yoga Mental. La relajación debe ser consciente en todo momento, ya que así se genera energía en el cerebro. Sin relajación no hay verdadero Yoga, no hay paz, ni dicha, ni siquiera salud. La relajación es lo opuesto a la tensión y a la contracción. Es aflojarse y descansar de modo natural. Es recargarse de energía y eliminar los residuos y venenos que el organismo puede desechar a través de este medio. La relajación es un proceso natural que realizan todos los seres vivos.

LOS MANTRAS: Todo en el Universo es vibración. Para los Yoguis, el sonido, como “Vibración Cósmica”, es lo que originó el Universo y lo que guía su evolución. Según la Filosofía Yoga, “OM” es el mantra original, pero existen muchos otros. Todos los mantras tienen como finalidad; en principio, ordenar y aquietar la mente. Según sea el mantra, puede producir determinados estados mentales: calma, quietud, interiorización, concentración, activación de facultades mentales y psíquicas, alegría, dicha, etc. Un mantra es una energía mística dentro de una estructura de sonido. Cada mantra está construido a partir de una combinación de sonidos de las cincuenta letras del alfabeto sánscrito. El mantra se repite para, utilizando su vibración, despertar las propias energías de la persona y elevar la vibración de la mente. Se debe repetir el mantra con un ritmo y entonación definidos, para generar un modo específico de pensamiento, el cual se manifiesta en forma de energía.

*************************

EJERCICIOS DE HATHA YOGA



Los ejercicios físicos, gimnasias, aeróbic, pilates, etc., tienen solamente efecto en los músculos y producen fatiga y sobrecarga. En cambio, las Asanas o posturas de yoga, ayudan a la conservación de los órganos internos y la correcta irrigación de todas las partes del cuerpo. Y aseguran la flexibilidad de huesos y tejidos. Su valor terapéutico está comprobado y reconocido incluso por la medicina tradicional, como se refleja en la enciclopedia médica editada por la OMS (Organización Mundial de la Salud). En la práctica del Yoga, no existe la competición. Cada cual trabaja dentro de su capacidad personal, sin sobrepasar sus propios límites y sin ninguna meta que no sea la de obtener bienestar y paz interior. En muchos deportes y artes marciales, se ofrecen cinturones y categorías, se prepara al individuo para competir con otros y, donde haya competición, siempre habrá violencia, disputas y lesiones. El Yoga es antiviolencia. Las asanas o ejercicios de yoga son, a la vez, insuperables ejercicios físicos y una terapia curativa maravillosa, ya que previenen múltiples enfermedades. Los dolores de espalda, problemas de obesidad, circulatorios y trastornos nerviosos (principales enemigos del hombre y la mujer actual) son, prevenidos, eliminados o, en el peor de los casos, disminuidos considerablemente.

ASANAS: Posturas dinámicas y estáticas para desarrollar en el cuerpo fuerza, flexibilidad, resistencia, coordinación, ritmo, equilibrio y tono adecuado.

PRANAYAMAS: Técnicas de regulación consciente del ritmo respiratorio, para calentar, enfriar, equilibrar y distribuir adecuadamente la energía vital del organismo a través de la inhalación, la exhalación y la retención del aliento.

MUDRAS: Técnicas gestuales de recanalización y dinamización de la energía vital hacia puntos específicos del cuerpo.

BANDHAS: Técnicas de contracción en algunas partes del cuerpo para bloquear, concentrar o contener la energía en ciertas zonas del organismo.

*************************

HATHA YOGA


El Hatha Yoga es ideal para lograr un cuerpo saludable, elástico, armónico y resistente. Mejora la concentración, la atención y la memoria. La práctica constante del Yoga Hatha permite adquirir una mayor firmeza de carácter, de disciplina y de voluntad, cualidades imprescindibles en esta sociedad para combatir los trastornos psicológicos y ensanchar la conciencia. Es el yoga de la fortaleza fisica y la vitalidad, ideal para lograr un cuerpo flexible y saludable, es un sistema que exige unas óptimas condiciones físicas. Hatha debe ser practicado por personas físicamente sanas, aunque adaptándolo puede utilizarse para tratar algunas enfermedades menores y corregir defectos posturales. En Hatha Yoga, Asana, significa postura correcta. El propósito de asana consiste en capacitar al Yogui para que pueda superar su cuerpo o suspender sus movimientos, los cuales son la causa de la inquietud del alma que se encuentra identificada con la materia. El alma es una porción del apacible Infinito, y el cuerpo forma parte de la inquieta naturaleza. Pero el alma se identifica con el cuerpo inquieto, y olvida su naturaleza de serenidad infinita.

HATHA YOGA ASANAS: Hatha Yoga es un sistema de asanas, posturas o ejercicios físicos, cuya finalidad es lograr la aptitud del cuerpo para la meditación. Se practica Hatha con el fin de enviar al alma pródiga desde la región de la inquietud hasta su hogar en el reino de la serenidad infinita, para lograrlo es preciso mantener una postura correcta, asana en Hatha es toda postura en la cual el cuerpo permanezca inmóvil, libre de inquietud y con la columna vertebral erguida. Cuando a través de la metódica práctica de Hatha Yoga la columna vertebral permanece erecta sin esfuerzo, entonces a través de ella fluye libremente la energía vital y la conciencia: Hatha facilita la elevación de la energía Kundalini desde los chakras inferiores de los sentidos hacia los más elevados centros cerebrales de realización espiritual.

HATHA EL YOGA DE LA SALUD
La base principal de este sistema conocido como Hatha Yoga se comprende claramente si comparamos la vida con una V invertida. La base del lado izquierdo de esta uve invertida representa el nacimiento. Desde ahí, la línea ascendente simboliza el crecimiento o desarrollo de todo ser viviente (procesos anabólicos) llevándole hasta la cúspide de la vida, la juventud, el vértice de la uve. Ahí se mantiene estable por un tiempo más o menos mayor o menor, dependiendo del modo de vida del individuo. Transcurrido un tiempo y por Ley de vida (Ley de los ciclos), comienza el proceso de degeneración, descenso de la línea derecha de la uve hasta su base, pasando por la vejez y llegando al fin de todo nacimiento, la muerte.
HATHA YOGA POSTURAS: El Hatha Yoga garantiza a quien lo practica con regularidad, que en su organismo se retardaran los procesos degenerativos (procesos catabólicos) potenciando y manteniendo los de crecimiento (procesos anabólicos), aumentando la juventud, alargando y mejorando la vida. Quien practique Hatha Yoga diligentemente, se convertira en un yogui perfecto, ya sea joven o viejo, muy viejo, enfermo o débil. Actualmente, se considera que la juventud comprende desde los 18 hasta los 30 años (dependiendo del modo de vida). Quien persista conscientemente en practicar Hatha, ampliara y mantendra su juventud, ya que confiere el poder de prevenir y erradicar las enfermedades, tanto corporales como mentales. Ello se puede garantizar rotundamente y se consigue debido a que los principios básicos de Hatha Yoga regeneran el sistema celular, activan y aumentan la energía vital, regulan la acción del corazón, los pulmones y la circulación sanguínea. Hatha Yoga es sinonimo de salúd perfecta, consecuencia de vivir en armonía con las Leyes Naturales.

********************************

domingo, 15 de febrero de 2009

MIS CLASES DE YOGA


El termino YOGA viene de juntar, significa unión. Por la unión de mente y cuerpo logramos un desarrollo equilibrado. Las asanas de yoga no son simples ejercicios físicos, las practicamos muy concentrados, sintiendo la respiración y relajándonos. Así creamos las condiciones adecuadas para tener paz, salud y una larga vida.
a) Yoga influye positivamente en la mente, equilibrándola, aquietándola y sublimándola.
b) Paso a paso despierta la consciencia interior.
c) Previene múltiples enfermedades físicas y psíquicas.
d) Despierta y activa la energía vital curativa que se distribuye por todo el organismo.
e) Mejora nuestro carácter, a la vez que trabaja todo el cuerpo en general, equilibrando el sistema muscular. Yoga aporta fortaleza y flexibilidad al tiempo que nos revitaliza y rejuvenece; con la práctica se mejora el funcionamiento de nuestros órganos internos, en especial, el sistema glandular, lo cual es de vital importancia.
LAS ASANAS DE YOGA: La serie de asanas que practicamos son, a la vez, bellos ejercicios físicos y una terapia curativa maravillosa que previene múltiples enfermedades. Esto se debe a la gran importancia que en Yoga prestamos a la columna vertebral. También a la calma que aportan la respiración profunda , la relajación y la meditación, revitalizando el sistema nervioso y combatiendo el estrés.

La práctica de asanas se realiza con gran lentitud y una profunda oxigenación, evitando así el cansancio que se deriva de la acumulación de ácido láctico y la pérdida energética que acontece cuando el ejercicio físico es excesivo. Los ejercicios de yoga no son movimientos, sino posturas, las cuales hay que mantener inmóviles y sin esfuerzo un tiempo determinado.

Mis clases de yoga ponen énfasis principalmente en:
a) la lentitud del movimiento.
b) la concentración mental en el mismo.
c) la respiración profunda durante la práctica.
d) la inmovilidad total en el ejercicio mantenido.
e) la relajación durante y después de cada ejercicio.

Este yoga lo pueden practicar todo tipo de personas, independiente de su edad, capacidad o necesidad. A diferencia de otros estilos de yoga, este se puede practicar toda la vida, a cualquier edad, aportando múltiples beneficios, manteniendo el equilibrio del organismo, ya que es preventivo y curativo.

*****************************

jueves, 4 de diciembre de 2008

AMO O ESCLAVO, ¿QUE ERES?


La vida es una experiencia muy interesante. Todos participamos en un vasto juego que hemos acordado jugar antes de llegar aquí. El juego consiste en tratar de hilar nuestro camino entre dos mundos. Cada uno de ellos cuenta con un conjunto diferente de reglas. Por un lado, está este mundo físico, tridimensional en el que tenemos que encontrar comida, techo, abrigo, compañía y en el que debemos confrontar con otros participantes del juego, que también quieren comprenderlo y enfrentarlo. Por el otro lado, tenemos, digámoslo así, un mundo de cuatro dimensiones que nos muestra a esta realidad como un producto de nuestras mentes, una ilusión, un “mundo de sueños”, desde el punto de vista cuatridimensional.

¿Cuál es el beneficio de saber todo esto? Eso depende de si quieres ser un esclavo de la vida o su amo. Ser un esclavo de la vida es aceptar que todo lo que te rodea es la realidad última y actuar como si no tuvieras ningún control sobre ella. Es identificarse con las olas de energía que pasan a través tuyo de tiempo en tiempo, a las que llamamos emociones, es pensar que tú eres ellas, que son tuyas y dejar que éstas condicionen tu pensamiento, cuando en realidad la energía fue coloreada por tus pensamientos desde el comienzo. Es como un cachorro que persigue su propia cola.

Luego está el problema de la otra gente. Todo sería fantástico si los demás hicieran lo que tú quieres o esperas que ellos hagan. Pero los demás son seres bastante tercos. Con frecuencia más bien hacen lo que quieren, y no lo que nosotros queremos, aún cuando “sabemos” que la nuestra es la mejor manera. Así que cuando los demás no actúan de acuerdo con nuestras expectativas y deseos, nos trastornamos terriblemente. Ello nos produce un trauma emocional (energético) junto con sentimientos de impotencia y desesperanza. Pero -y considera esto cuidadosamente- cuando los demás no actúan de acuerdo con nuestros propios deseos y expectativas, quizás entonces algo está mal en relación a nuestros deseos y expectativas y no en su comportamiento.

Un esclavo de la vida también está terriblemente atado a las posesiones materiales, dinero, tierras, bienes. Su pérdida o carencia es también causa de traumas emocionales y de sentimientos de impotencia y desesperanza. Buscamos objetos que sean “tangibles” por nuestra necesidad de seguridad, pero esta es una seguridad muy frágil y efímera. Hay una parábola en la Biblia que refleja una verdad fundamental. Es la de un hombre que trabajó y trabajó durante años y años para llenar sus depósitos y graneros de riquezas, sólo para descubrir, el mismo día en que pensó que ya había obtenido la seguridad material buscada, que debía dejar esta vida esa misma noche. Sólo estamos de paso en esta vida.

El mundo material es sólo una herramienta para nuestra experiencia. Estamos atados al sufrimiento si tratamos de basar nuestra seguridad en átomos que giran siguiendo patrones que están unidos temporariamente y si pensamos que ese patrón es la única realidad.

El amo o el maestro de la vida sabe -y llegar a ser amo es un potencial aquí y ahora de todo ser humano- que la experiencia tridimensional es un reflejo del pensamiento y no más que eso. Como maestro de la vida te das cuenta de que eliges lo que experimentas, a través de tus creencias básicas respecto de la vida. Más aún, comprendes que para cambiar tu experiencia sólo tienes que cambiar tus creencias y entiendes la diferencia entre deseo y creencia. Sabes que tú y sólo tú eres el responsable de toda tu felicidad o infelicidad. También conoces una de las reglas más importantes: que la forma en que experimentas la vida depende de cómo eliges reaccionar frente a las cosas que te ocurren. Porque este es un poder inalienable que todos traemos al nacer.

Elegimos estar felices o tristes, disgustados o alegres, impacientes o comprensivos, intolerantes o tolerantes, inflexibles o fluidos. El esclavo elige también, pero deja que sus elecciones estén determinadas por la voluntad o los actos de los demás, poniendo así su poder en manos de otros, y luego intenta culpar a los demás por sus fracasos o su infelicidad. El maestro de la vida elige cómo quiere sentirse y reaccionar, en términos de qué es lo más efectivo para él, independientemente de lo que sucede. Uds. son, en todo momento, amos de su destino, en tanto su poder para elegir sus reacciones esté funcionando. La diferencia es que el esclavo se rehúsa a aceptar la responsabilidad por sus decisiones, y se mantiene como esclavo, mientras que el amo de la vida elige a sabiendas y es libre.

La gente habla del coraje que se necesita para elegir eficazmente y de la lucha que conlleva elegir una reacción y no otra. En realidad, el único coraje que se requiere es el de arriesgarse al displacer de algún otro, que deviene de nuestra decisión. La única lucha es contra tu propio miedo y tus dudas. Por supuesto, es más fácil flotar que nadar, es más fácil dejarse llevar por la corriente que dirigir el curso, pero flotar te lleva a chocar con rocas filosas y desagradables, mientras que nadar te pone a salvo. Para llevar más allá la analogía de nadar, consideremos cualquier experiencia particular de la vida como si fuera una corriente marina. La corriente de resaca es muy fuerte y te aleja de la costa más de cien yardas mar adentro.

Usemos esta corriente como ejemplo de una experiencia de vida sobre la que aparentemente no tienes control. Atrapado en esta corriente, un esclavo de la vida o bien entra en pánico o bien trata de luchar contra la corriente. En este caso pierde rápidamente su fuerza y se ahoga o pierde toda esperanza y flota mar adentro con la corriente, en cuyo caso se ahoga de todas maneras. El maestro de la vida, en cambio, fluye con la corriente hasta que siente que el poder de la misma se debilita y entonces, da la vuelta y nada hasta la costa. Tanto el esclavo como el amo pasan por la misma experiencia. La diferencia estriba en cómo reaccionan a ella. Tener dominio de la vida no es controlarla, es tener dominio de la relación con ella. Un maestro de surf no controla la ola. Tiene maestría en el arte de montarla.

POR SERGE KAHILI KING 1997
*************************************

ELIMINACIÓN DE OBSTÁCULOS


En el transcurso de nuestras vidas va acumulándose un revestimiento de miedo, rabia, envidia, tristeza, inseguridad y muchos otros sentimientos negativos que tapa nuestra hermosa naturaleza interior. Esa envoltura se intensifica y se refuerza debido a la educación y a las experiencias de nuestra niñez en la vida actual. Parecemos lo que no somos: personas furiosas y temerosas, llenas de sentimiento de culpa e inseguridad. Nos hemos olvidado de quiénes somos en realidad.

No nos hace falta aprender qué son el amor y el equilibrio, la paz y la compasión, el perdón y la fe. Los conocemos desde siempre. Nuestra tarea es, por el contrario, olvidar esas emociones y actitudes negativas y dañinas que asolan nuestras vidas y nos producen tanto sufrimiento a nosotros, a nuestras comunidades y a nuestro mundo. Al ir deshaciéndonos de esos rasgos negativos, quién lo iba a decir, redescubrimos nuestra auténtica naturaleza, nuestro yo positivo y amoroso. Siempre ha estado ahí, pero tapado, oscurecido y olvidado.

Cuando retiramos las capas exteriores de residuos e inmundicia, las ideas y las emociones negativas, cuando limpiamos y pulimos el revestimiento exterior, podemos vislumbrar de nuevo los auténticos diamantes que en realidad somos. Somos almas inmortales y divinas y estamos recorriendo un camino. En el fondo,
siempre hemos sido diamantes.

Deshacerse del miedo, la rabia y demás emociones negativas es importante, no sólo para el bienestar espiritual sino también para una buena salud física. Actualmente está muy extendida la idea de que el estrés mental (que comprende las emociones negativas, como el miedo, la rabia, la ansiedad crónica y la depresión) es una de las principales causas de enfermedad y muerte en el mundo. El cuerpo está íntimamente ligado a la mente, por lo que los estados de ánimo y las emociones se traducen fácilmente en síntomas físicos. El amor puede curar; el estrés puede matar...
Brian Weiss
**************************************

lunes, 1 de diciembre de 2008

LA MENTE


Puede decirse que la actividad mental es la característica que define a los animales
más avanzados y esto es especialmente cierto para la especie humana. El yoga
identifica tradicionalmente cuatro procesos mentales básicos, que en sánscrito son
llamados: mon, buddhi, ahankara y chitta.

Mon (la mente) es la acción de recibir información. A continuación interviene
buddhi (el intelecto), donde procesamos y reconocemos la información y relacionamos
la nueva información con el conocimiento adquirido previamente, a menudo dándole un
nombre. Con anhankara (el ego) se evalúa la información en relación a cómo nos
afecta. Finalmente, por medio de chitta (los sentimientos) juzgamos si es positiva o
negativa de acuerdo a nuestros sentimientos y al aprendizaje adquirido de lo que nos
gusta o no nos gusta.

En primer lugar actúa mon, la mente, la cual es responsable de recibir información.
Absorbemos un sin fin de información por medio de los sentidos. Los órganos de los
sentidos están diseñados para traducir a impulsos electromagnéticos la energía que se
manifiesta en forma de ondas, presión o sustancias químicas. Estas señales son
enviadas, por medio de reflejos electromagnéticos, a los lugares apropiados del cerebro.
Ésta es una operación increíblemente compleja ─¡el cortex visual del cerebro está
compuesto por billones de neuronas!─ Sin embargo, aunque hemos recibido el mensaje,
aún no hemos dado sentido al impulso. Este proceso es igual que el de un espejo que no
reconoce la imagen reflejada en su superficie, simplemente la refleja.

Una vez que el cerebro recibe esta imagen cruda de los sentidos, el intelecto la
procesa de forma coherente de acuerdo a nuestra percepción del mundo. Este proceso
activo del buddhi genera una fuente de actividad mental todavía mayor que la propia
recepción. Investigaciones modernas demuestran que la visión, por ejemplo, depende de
mensajes interactivos muy complejos entre las diferentes partes del cerebro,
construyendo una serie de mapas superpuestos utilizando regiones especializadas de la
corteza cerebral. Algunas células o neuronas “ven” solamente líneas verticales, otras
horizontales o curvas o movimiento o color. Al menos una docena de estos mapas son
coordinados y combinados de forma consistente para poder asociar y reconocer la
imagen de un perrito, un lápiz o un padre.

Después de procesar toda esta información neutra, la personalizamos y la
relacionamos con nosotros por medio de ahankara, el principio del ego.
Constantemente nos preguntamos (subconscientemente) “¿Es esto mío o no lo es?
¿Cómo me afecta esto a mí? ¿Será esto positivo o negativo para mí – para mi cuerpo, mi
territorio, mi familia, mis posesiones, mis opiniones? ¿Me amenaza esto de alguna
forma?”. Calma tu mente lo suficiente como para observar tus pensamientos y
comprueba si la mayoría de tus pensamientos agitados son causados por las
preocupaciones del ego.
Pero evaluar las cosas en relación a cómo afectan a nuestro ego, no nos ata
necesariamente a la ilusión. Después de todo, hasta los santos deben cuidar su cuerpo.

Por medio de la influencia de chitta, sin embargo, juzgamos el mundo de acuerdo a lo
que nos gusta o no nos gusta. Es esto, sobre todo, lo que nos mantiene esclavizados al
sueño del mundo y de la materia. La energía del corazón se involucra y convierte la
información en una cadena de gustos y aversiones. Mientras permanezcamos sin darnos
cuenta en el acto constante de juzgar, esto determinará nuestro nivel de felicidad más
que ninguna otra cosa. Esta actitud determinará si el mundo nos trae satisfacción o no.
Si durante la meditación logras distanciarte de tus deseos y lo que no te gusta,
simplemente observa la mente, rápidamente lograrás enfocar la energía. De hecho
Patanjali, un reconocido sabio de la antigüedad, dio la definición clásica de yoga,
“Yogas chitta vritti niroth”- “Yoga es la neutralización de los vórtices de lo que nos
gusta y lo que no nos gusta”.

El estado de gozo infinito en Dios nos espera en la calma
silenciosa, justamente mas allá de los deseos y las aversiones. ¿Como acallar la mente y
calmar las emociones? Enfocando profundamente nuestra mente y energía. En la
última lección aprendimos una técnica poderosa, Hong So, para concentrar nuestra
energía. Al calmar la energía el resultado automático es la calma de los pensamientos y
las emociones.

Uno de los mayores beneficios del yoga es que reconoce que todas las cosas son
simplemente niveles diferentes de energía. No juzga las cosas como buenas o malas,
mas bien las evalúa por su capacidad para aumentar o disminuir la energía. A través de
la experiencia aprendemos que intrínsicamente somos más felices cuando nuestra
energía es expansiva y más desdichados cuando nuestra energía es contractiva. Al
contrario que ciertos dogmas religiosos, el yoga no trata de suprimir la energía, sino que
nos ofrece técnicas para canalizarla y medios para transmutar los pensamientos en lugar
de reprimirlos.

En la meditación nos esforzamos por alcanzar un estado de conciencia en que la
mente está calmada, enfocada y expansiva. Para alcanzar el éxito lo primero que
debemos cambiar es la tendencia a la inquietud.

***************************************

domingo, 30 de noviembre de 2008

CHAKRA UNIFICADO



Cambiar hacia el chakra unificado es el paso más importante en el proceso del despertar por que es la apertura a nuestra nueva manera de funcionar multidimencionalmente.

En la vieja Energía, los chakras tenían forma de cono, centrados en siete centros del campo del cuerpo físico.

La función de esos siete chakras básicos hasta ahora ha sido intercambiar la energía del interior y del exterior, transformarla y almacenarlas en memorias. Además, cada centro funcionaba de forma "independiente", es decir, cada chakra tenía una función distinta aunque los chakras se relacionaban, interconectaban entre ellos.

El chakra del corazón tenía una membrana o velo que evitaba que nos volviéramos multidimensionales. Estaba allí para mantener el juego de la separación. Estar en la 3ª dimensión es como un juego, el juego de la ilusión, la ilusión de la dualidad, del bien y del mal, del Ego, de sentirse separado del Espíritu y de los otros seres.

Los chakras tienen forma cónica y tienen un movimiento giratorio.

Ahora los chakras evolucionan de ser conos separados hasta convertirse en un chakra unificado centrado en el corazón.

Ahora cambian su forma cónica a esférica y emiten su radiación en todas las direcciones al mismo tiempo, y como el chakra del corazón comienza a predominar, la energía se expande y todo el sistema de chakra se unifica.

Es lo que llamamos el campo unificado (con la meditación del chakra unificado, contribuimos a la creación de nuestro cuerpo de luz).

El chakra unificado al expandirse acoge todas las experiencias de la persona, quien las podrá vivir ahora de una forma completamente distinta a cómo las vivía con los chakras separados y sobre todo egoicos.

Las circunstancias, las expectativas cotidianas siguen procesándose desde los otros chakras también, pero ahora con la frecuencia más alta del amor, la unión, la alegría y la paz.

Ayudando a la fusión de los chakras también ayuda a los cuerpos de energía, el emocional, mental y espiritual alienarse y a fusionarse.

Forman un campo unificado, unido directamente al Espíritu, a su alma y desde allí experimentará las circunstancias y sus siguientes etapas en su evolución (la activación del chakra unificado es solo una etapa más de su proceso, aunque muy importante en su camino).

Por lo tanto, la unificación de los chakras es muy importante para su crecimiento hacia su cuerpo de luz.

También en esa etapa te darás cuenta de que cuando tienes miedo o cualquier bloqueo emocional querrá decir que está separado de la unidad, y lo que tendrás que hacer es realinear y volver a unificar todos tus chakras en uno expandido y de esta forma los miedos desaparecerán.

El chakra unificado se expresa como un gran sol brillante, que se expande dentro del cuerpo y fuera de el, acogiendo todos los cuerpos, atrayendo más energía también al campo unificado, y muy importante:

experimentar la vida a partir de ahora desde tu chakra unificado permitirá la incorporación gradual de más y más luz por que ya no vivirás tu vida con el sufrimiento de la separación, el sufrimiento emocional, por que ya no estarás filtrando más tu amor a través de tus campos mentales, ni tu más elevada sabiduría, a través de tus campos emocionales.

A partir de ahora también podrás dirigir y crear cada circunstancia de tu vida, todo lo que llegues a necesitar te vendrá a través de tu chakra unificado y en las proporciones más adecuadas.

Podrás decir y hacer las mismas cosas que hacías antes a nivel del ego, de tu personalidad, pero con la diferencia de que ahora los campos de los demás recibirán la energía del amor y quedarán un poco confundidos al principio, al ser tan diferente de lo que sueles sentir habitualmente, desde el juego del poder.

Es decir, que desde los chakras separados, estabas acostumbrado a filtrar parte de la energía;

El 3º chakra manejaba las frecuencias del poder y 5º y 6º chakra, las formas de pensamientos. Además, dependiendo de qué chakra estuviera abierto en ese momento dado, solo permitías que ciertos aspectos de tu Espíritu llegará hasta tus campos más bajos.

Al contrario el chakra unificado lo permite todo, porque todo proviene ahora de tu Ser Total anclado en el amor en vez del miedo.
****************************************************

LA ACEPTACIÓN DEL AHORA



LA IMPERMANENCIA Y LOS CICLOS DE LA VIDA

Hay fases de éxito en que las cosas vienen a ti y se desarrollan, y fases de fracaso en que las cosas se marchitan, se desintegran y tienes que dejarlas ir para que puedan surgir otras nuevas, o para que se produzca la transformació n.
Si, llegado a ese punto, te apegas y te resistes, te estás negando a seguir el flujo de la vida, y eso te hará sufrir. La disolución es necesaria para que se produzca un nuevo crecimiento. Ambos aspectos no pueden existir separadamente.
La fase descendente del ciclo es absolutamente esencial para la realización espiritual. Debes de haber fracasado rotundamente a algún nivel, o haber experimentado una pérdida seria o un dolor, para sentirte atraído por la dimensión espiritual. O quizá el éxito mismo haya perdido significado, quedándose vacío y convirtiéndose en fracaso.

El fracaso reside oculto en cada éxito, y el éxito en cada fracaso. En este mundo, es decir, en el nivel de las formas, todos «fracasamos» antes o después, y todas las realizaciones acaban convirtiéndose en nada. Todas las formas son impermanentes.
Puedes mantenerte activo y disfrutar manifestando y creando nuevas formas y circunstancias, pero ya no te identificarás con ellas. No las necesitas para tener una identidad. Ellas no son tu vida; sólo son tu situación de vida.
El ciclo tiene una duración variable que va de unas pocas horas a varios años. Hay ciclos largos y ciclos breves dentro de los ciclos largos. Muchas enfermedades se generan por luchar contra las fases de baja energía, que son vitales para la regeneración. La acción compulsiva y la tendencia a extraer la propia autoestima y la identidad de factores externos, como el éxito, es una ilusión inevitable mientras te identifiques con la mente.

Esto hace que no puedas aceptar las fases bajas del ciclo, que no las dejes ser. Finalmente, la inteligencia del organismo puede adueñarse de la situación como medida de autoprotecció n y provocar una enfermedad que te obligue a detenerte para que pueda tener lugar la necesaria regeneración.
En cuanto la mente juzga que un estado o situación es «bueno», le toma apego y se identifica con él, tanto si se trata de una relación como de una posesión, un papel social, un lugar o tu cuerpo físico. La identificació n te hace feliz, hace que te sientas bien contigo mismo, y ese estado o situación puede llegar a convertirse en parte de quien eres o de quien crees ser.

Pero nada es duradero en esta dimensión donde la polilla y el orín consumen. La situación acaba, o cambia, o puede producirse un cambio de polaridad: lo que ayer o el año pasado era bueno, súbita o gradualmente se vuelve malo. La misma situación que antes te hacía feliz, ahora te hace desgraciado. La prosperidad de hoy se convierte en el consumismo vacío de mañana. La boda feliz y la luna de miel se convierten en un doloroso divorcio o en una convivencia infeliz.
O también puede ocurrir que desaparezca una situación y su ausencia te haga infeliz. Cuando el estado o situación con el que la mente se ha identificado cambia o desaparece, ésta no puede aceptarlo. Se apegará al estado que ha desaparecido y se resistirá al cambio. Es casi como si nos cortaran un miembro del cuerpo.
Esto significa que tu felicidad y tu infelicidad son, de hecho, la misma cosa. Sólo las separa la ilusión del tiempo.

NO OFRECER RESISTENCIA A LA VIDA es estar en un estado de gracia, tranquilidad y ligereza, un estado que no depende de que las cosas sean de cierta manera, buenas o malas.
Parece paradójico y, sin embargo, cuando desaparece la dependencia interna de la forma, la situación general de tu vida, lo que tiene relación con las formas externas, parece mejorar enormemente. Las cosas, las personas o las situaciones que creías necesitar para ser feliz ahora llegan a ti sin esfuerzo ni lucha por tu parte, y eres libre de disfrutarlas y apreciarlas mientras duren.
Todas esas cosas, evidentemente, seguirán teniendo un final, los ciclos irán y vendrán, pero cuando desaparece la dependencia, desaparece también el miedo a la pérdida. La vida fluye con tranquilidad.

La felicidad derivada de una fuente secundaria nunca es muy profunda. Sólo es un pálido reflejo de la alegría de Ser, de la vibrante paz que encuentras en tu interior cuando entras en el estado de no-resistencia. El Ser te lleva más allá de los opuestos polares de la mente y te libera de la dependencia de la forma. Aunque todo colapsara y se derrumbara a tu alrededor, en lo profundo de tu núcleo interno seguirías sintiéndote en paz. Puede que no te sintieras feliz, pero al menos estarías en paz.


LA NATURALEZA DE LA COMPASIÓN

CUANDO HAS IDO MÁS ALLÁ DE LOS OPUESTOS MENTALES, te vuelves como un profundo lago. La situación externa de tu vida, y lo que ocurra allí, es la superficie del lago. A veces está en calma, otras veces agitada, dependiendo de los ciclos y las estaciones. Sin embargo, en lo profundo, el lago siempre permanece inalterado. Tú eres todo el lago, no sólo la superficie, y estás en contacto con tu propia profundidad, que permanece absolutamente quieta.
No te resistes al cambio aferrándote mentalmente a ninguna situación. Tu paz interna no depende de ello. Habitas en el Ser —inmutable, intemporal, inmortal— y ya no dependes del mundo externo, de las formas eternamente cambiantes, para sentirte feliz o satisfecho. Puedes disfrutar de las formas, jugar con ellas, crear nuevas formas, apreciar la belleza de las cosas..., pero no necesitas apegarte a nada.
Mientras no seas consciente de Ser, la realidad de los demás seres humanos te evitará porque aún no has encontrado la tuya. Tu mente aceptará o rechazará la forma de los demás, que no es sólo su cuerpo; también incluye su mente. La verdadera relación sólo es posible cuando tienes conciencia de Ser.

Viniendo del Ser, percibirás el cuerpo y la mente de la otra persona como si sólo fueran una pantalla detrás de la cual puedes sentir su verdadera realidad, como sientes la tuya. Por eso, cuando tengas que afrontar el sufrimiento de otra persona o su conducta inconsciente, te mantendrás presente y en contacto con el Ser, y serás capaz de mirar más allá de la forma y de sentir el Ser puro y radiante de la otra persona a través del tuyo.

En el nivel del Ser, uno reconoce que todo sufrimiento es ilusorio. El sufrimiento se debe únicamente a la identificació n con la forma. A veces, cuando la persona está preparada, el despertar de la conciencia de Ser produce curaciones milagrosas.
La compasión es la conciencia del vínculo profundo que te une a todas las criaturas. La próxima vez que digas «no tengo nada en común con esa persona», recuerda que sí tienes mucho en común: dentro de unos pocos años —que sean dos o setenta no supone una gran diferencia— ambos os habréis convertido en cadáveres en putrefacción, después en montones de polvo y más adelante en nada en absoluto. Esta toma de conciencia fomenta un sentimiento de cordura y humildad y no deja lugar al orgullo. ¿Es éste un pensamiento negativo? No, es un hecho. ¿Por qué darle la espalda? En este sentido, existe una igualdad total entre tú y todas las demás criaturas.

UNA DE LAS PRÁCTICAS ESPIRITUALES MÁS PODEROSAS es la de meditar profundamente en la mortalidad de las formas físicas, incluida la propia. A esto se le llama «morir antes de morir».
Entra en esta práctica profundamente. Tu forma física se está disolviendo, deja de ser. Después llega un momento en que todas las formas mentales o pensamientos también mueren. Sin embargo, tú, la presencia divina que eres, sigues estando allí. Radiante, plenamente despierto.
Nada real ha muerto jamás; sólo los nombres, las formas y las ilusiones.
En este nivel profundo, la compasión se convierte en sanación en su sentido más amplio. En ese estado, tu influencia sanadora no se basa fundamentalmente en el hacer, sino en el ser. Todas las personas con las que entres en contacto se sentirán tocadas por tu presencia y afectadas por la paz que emanas, seas consciente de ello o no.

Cuando estás plenamente presente y la gente que te rodea muestra una conducta inconsciente, no sientes la necesidad de reaccionar a ella porque no le concedes el carácter de realidad. Tu paz es tan profunda y vasta que cualquier cosa que no sea paz desaparece en su seno como si nunca hubiera existido. Esto rompe el ciclo kármico de acción y reacción.
Los animales, los árboles y las flores sentirán tu paz y responderán a ella. Enseñas mediante tu ser, demostrando la paz de Dios.
Te conviertes en la «luz del mundo», una emanación de conciencia pura, y por tanto eliminas el sufrimiento de raíz. Eliminas la inconsciencia del mundo.

LA SABIDURÍA DE LA RENDICIÓN

La cualidad de tu conciencia en este momento es el principal determinante del tipo de futuro que experimentará s; por tanto, rendirte es la cosa más importante que puedes hacer para provocar un cambio positivo. Cualquier acción que emprendas es secundaria. Ninguna acción verdaderamente positiva puede surgir de un estado de conciencia que no sea de rendición.
Para algunas personas, la rendición puede tener una connotación negativa que implica derrota, renuncia, incapacidad de responder a las pruebas de la vida, letargo, etc. La verdadera rendición, no obstante, es algo totalmente diferente. No significa soportar pasivamente cualquier situación en la que te encuentres sin hacer nada al respecto. Tampoco significa dejar de hacer planes o de iniciar acciones positivas.

LA RENDICIÓN ES UNA SABIDURÍA SIMPLE pero profunda que implica ceder más que oponerse al flujo de la vida. El único lugar donde puedes experimentar el flujo de la vida es el ahora; por tanto, rendirse es aceptar el momento presente incondicionalmente y sin reservas. Es renunciar a la resistencia interna a lo que es.
Resistirse internamente es decir «no» a lo que es mediante el juicio mental y la negatividad emocional. La resistencia suele agudizarse cuando las cosas «van mal», lo que significa que hay una distancia entre las demandas o rígidas expectativas de tu mente y lo que es. En esa brecha anida el dolor.
Si has vivido lo suficiente, sabrás que las cosas «van mal» con bastante frecuencia. Es precisamente en esos momentos cuando tienes que rendirte si quieres eliminar el dolor y el sufrimiento de tu vida. La aceptación de lo que es te libera inmediatamente de tu identificació n mental y vuelve a conectarte con el Ser. La resistencia es la mente.

La rendición es un fenómeno puramente interno, que no implica que en lo externo no puedas emprender acciones para cambiar la situación.
De hecho, para rendirte no tienes que aceptar la situación general, sino sólo el pequeño segmento llamado el ahora. Por ejemplo, si mientras vas conduciendo por el campo te quedas atascado en medio del barro, no dirás: «Vale, me resigno a quedarme atascado.» Resignación no es rendición.

***************************************

REBELATE



NO TIENES POR QUÉ ACEPTAR UNA SITUACIÓN DE VIDA DESAGRADABLE O INDESEABLE. Tampoco tienes que engañarte y decirte que no tiene nada de malo. No. Reconoces plenamente que quieres salir de ella, y entonces limitas tu atención al momento presente sin ponerle ninguna etiqueta mental.
Eso significa que no hay juicio sobre el ahora. Por tanto, no hay resistencia ni negatividad emocional. Aceptas el momento tal como es.
Después te pones en acción y haces todo lo posible por salir de la situación.
Eso es lo que denomino acción positiva. Es mucho más eficaz que la acción negativa, surgida de la ira, de la desesperación o de la frustración. Hasta alcanzar el resultado deseado, continúas practicando la rendición negándote a etiquetar el ahora.

Permíteme una analogía visual para ilustrar el punto que estoy tratando de exponer. Vas caminando de noche por un sendero y estás rodeado por una densa niebla. Pero tienes una linterna muy potente que la atraviesa y crea un espacio estrecho y claro frente a ti. La niebla es tu situación de vida, que incluye el pasado y el futuro; la linterna es tu presencia consciente; el espacio claro es el ahora.
La no-rendición endurece tu forma psicológica, el caparazón del ego, creando así una fuerte sensación de separación. El mundo que te rodea, y en particular la gente, pueden parecerte amenazantes. Surge una necesidad compulsiva inconsciente de destruir a los demás mediante juicios, y también la de competir y dominar. Hasta la naturaleza se convierte en tu enemigo, porque tus percepciones e interpretaciones están gobernadas por el miedo. La enfermedad mental que llamamos paranoia sólo es una forma un poco más aguda de este estado de conciencia, normal pero disfuncional.

No sólo tu forma psicológica, sino también tu forma física, tu cuerpo, se endurece y se pone rígido a causa de la resistencia. Surge tensión en distintas partes del cuerpo y éste en su totalidad se contrae. El libre flujo de energías corporales, que es esencial para la salud, queda muy restringido.
El trabajo corporal y ciertos tipos de terapia física pueden ayudar a recuperar el flujo, pero, a menos que practiques la rendición en la vida cotidiana, esas terapias se limitan a aliviar los síntomas de forma pasajera, porque la causa de la tensión —el patrón de resistencia— no se ha disuelto.
Hay algo dentro de ti que no es afectado por las circunstancias pasajeras que conforman tu situación de vida, y sólo la rendición te permite acceder a ello. Es tu vida, tu Ser mismo, que existe eternamente en el reino intemporal del presente.

CUANDO TU SITUACIÓN DE VIDA TE RESULTA INSATISFACTORIA
o incluso intolerable, sólo si empiezas por rendirte podrás romper el patrón de resistencia inconsciente que perpetúa esa situación.
La rendición es perfectamente compatible con la acción, con iniciar cambios o alcanzar objetivos.
Pero, en el estado de rendición, tu acción fluye desde una energía completamente diferente, de otra cualidad. La rendición te conecta con la fuente-energí a del Ser, y tu hacer, imbuido de Ser, se convierte en una alegre celebración de la energía de vida que te lleva más profundamente al ahora.
La no-resistencia realza enormemente la cualidad de tu conciencia y, por tanto, la cualidad de cualquier cosa que estés haciendo o creando. Entonces los resultados vendrán por sí mismos y reflejarán esa cualidad. A esto lo podríamos denominar «acción rendida»

EN EL ESTADO DE RENDICIÓN,
ves con claridad lo que hay que hacer y empiezas a actuar; vas haciendo una cosa cada vez, te centras en una cosa cada vez.
Aprende de la naturaleza: observa cómo se hace todo y cómo se despliega el milagro de la vida sin insatisfacció n ni infelicidad.
Por esta razón Jesús dijo: «Mira los lirios del campo, cómo crecen; ni se afanan ni se enredan.»

SI TU SITUACIÓN GENERAL ES INSATISFACTORIA
o desagradable, separa este instante y ríndete a lo que es. Ésta es la linterna que te permite ver en la niebla. Entonces tu estado de conciencia deja de estar controlado por las condiciones externas. Ya no partes desde un estado de reacción y resistencia. Después observa las características específicas de la situación. Pregúntate: «¿Hay algo que pueda hacer para cambiar la situación, mejorarla o apartarme de ella?» Si es así, emprende la acción apropiada.
No te centres en las cien cosas que vas a tener que hacer o que tal vez tengas que hacer en el futuro, sino en la única cosa que puedes hacer ahora. Eso no significa que no debas planificar. Podría muy bien ocurrir que lo que tengas que hacer ahora mismo sea planificar. Pero asegúrate de no empezar a crear «películas mentales» que te proyecten continuamente hacia el futuro, perdiendo de ese modo el ahora. Cualquier acción que emprendas puede no dar fruto inmediatamente. Hasta que lo haga, no te resistas a lo que es.

SI NO PUEDES HACER NADA
y tampoco consigues salir de la situación, úsala para entrar más profundamente en la rendición, más profundamente en el ahora, más profundamente en el Ser.
Cuando entras en esta dimensión intemporal del presente, a menudo el cambio se presenta de maneras extrañas, sin necesidad de hacer gran cosa por tu parte. La vida se muestra servicial y cooperativa. Si había factores internos, como el miedo, la culpa o la inercia, que te impedían actuar, se disolverán a la luz de tu presencia consciente.
No confundas la rendición con una actitud de «ya nada me puede molestar» o «las cosas ya no me importan». Si la miras de cerca, verás que tal postura está teñida de negatividad en forma de resentimiento oculto, de modo que no es rendición, sino resistencia enmascarada.
A medida que te vayas rindiendo, dirige tu atención hacia dentro para comprobar si te queda algún rastro de resistencia. Mantente muy alerta cuando lo hagas; de otro modo, una bolsa de resistencia puede seguir escondida en algún rincón oscuro en forma de un pensamiento o emoción no reconocidos.

DE LA ENERGÍA MENTAL A LA ENERGÍA ESPIRITUAL

EMPIEZA POR RECONOCER QUE HAY RESISTENCIA.
Estáte presente cuando ocurra, cuando surja la resistencia. Observa cómo la crea tu mente, cómo etiqueta la situación, a ti mismo, a los demás. Observa el proceso de pensamiento implicado. Siente la energía de la emoción.
Siendo testigo de la resistencia comprobarás que no tiene ninguna utilidad. Al centrar toda tu atención en el ahora, la resistencia inconsciente se hace consciente y ése es su fin.
No puedes ser consciente e infeliz, consciente y negativo. La negatividad, la infelicidad o el sufrimiento, sean del tipo que sean, indican que hay resistencia, y la resistencia siempre es inconsciente.
¿Elegirías la infelicidad? Y si no la has elegido, ¿cómo es que ha surgido? ¿Cuál es su propósito? ¿Quién la mantiene viva?
Aunque seas consciente de tus sentimientos de infelicidad, lo cierto es que te has identificado con ellos y mantienes vivo el proceso de identificació n mediante el pensamiento compulsivo. Todo eso es inconsciente. Si fuese consciente, es decir, si estuvieses completamente presente en el ahora, toda negatividad se disolvería casi instantáneamente. No podría sobrevivir en tu presencia. Sólo puede sobrevivir en tu ausencia.

Ni siquiera el cuerpo-dolor puede sobrevivir mucho tiempo en tu presencia. Mantienes viva tu infelicidad dándole tiempo. Esa es su sangre de vida. Si retiras el tiempo mediante una intensa conciencia del momento presente, se muere. Pero ¿quieres que muera? ¿Estás seguro de que has tenido suficiente? ¿Quién serías sin tu infelicidad?
Hasta que practicas la rendición, la dimensión espiritual es algo sobre lo que lees, sobre lo que hablas, algo sobre lo que escribes libros y que te estimula, algo en lo que piensas, algo en lo que crees o no crees, según el caso. Todo lo anterior no supone ninguna diferencia.

No HASTA QUE LA RENDICIÓN
hace que se vuelva una realidad en tu vida.
Cuando te rindes, la energía que emanas y que a partir de ese momento dirige tu vida es de una frecuencia vibratoria mucho más elevada que la energía mental que gobierna el mundo.
A través de la rendición, la energía espiritual entra en este mundo. No genera sufrimiento para ti, para los demás seres humanos ni para el resto de los seres vivos del planeta.

RENDICIÓN EN LAS RELACIONES PERSONALES

Es cierto que sólo una persona inconsciente intentará usar o manipular a las demás, pero es igualmente cierto que sólo una persona inconsciente puede ser usada y manipulada. Si te resistes o luchas contra el comportamiento inconsciente de otros, tú mismo te vuelves inconsciente.
Pero rendirte no significa permitir que te utilice la gente inconsciente. En absoluto. Es perfectamente posible decir «no» a una persona con firmeza y claridad o salir de una situación estando, al mismo tiempo, en un estado interno de completa no-resistencia.

CUANDO DICES «NO» a una persona o situación, esa negativa no ha de venir de la reacción, sino de la intuición, de una toma de conciencia clara de lo que es correcto para ti en ese momento.
Haz que sea un «no» no-reactivo, un «no» de alta calidad, un «no» libre de toda negatividad que no cree más sufrimiento.
Si no puedes rendirte, actúa inmediatamente: expresa tu queja, haz algo que pueda cambiar la situación, o retírate de ella. Asume la responsabilidad de tu vida.
No contamines tu hermoso y radiante Ser interno ni la Tierra con negatividad. No des a la infelicidad, en ninguna de sus formas, un lugar donde habitar en tu interior.

SI NO PUEDES EMPRENDER UNA ACCIÓN, por ejemplo porque estás en prisión, entonces te quedan dos opciones: resistencia o rendición. El cautiverio o la libertad interna de las condiciones externas. El sufrimiento o la paz interna.
La rendición hará que tus relaciones cambien profundamente. Si no puedes aceptar lo que es, eso implica que nunca puedes aceptar a las personas como son. Las juzgarás, las criticarás, las etiquetarás, las rechazarás o intentarás cambiarlas.
Además, si siempre haces del ahora un medio para un fin futuro, también convertirás a cada persona con la que te encuentres o con la que te relaciones en un medio para un fin. La relación —el ser humano— será entonces de una importancia secundaria para ti, o no tendrá ninguna importancia. Lo primordial será lo que puedas sacar de la relación, sea una ganancia material, una sensación de poder, placer físico o algún tipo de gratificación para el ego. Dejadme ilustrar cómo puede funcionar la rendición en las relaciones.

CUANDO TE VEAS ENVUELTO EN UNA DISCUSIÓN
o en alguna situación conflictiva, tal vez con tu pareja u otra persona cercana a ti, empieza por observar cómo te pones a la defensiva cuando atacan tu posición, o siente la fuerza de tu propia agresión cuando atacas la posición de la otra persona.
Observa el apego a tus puntos de vista y opiniones. Siente la energía emocional-mental que está detrás de tu necesidad de tener razón y de señalar que la otra persona está equivocada. Ésa es la energía de tu mente egotista. La haces consciente reconociéndola, sintiéndola tan plenamente como puedas.
Entonces, un día, en medio de una discusión, de repente te darás cuenta de que tienes una opción, y quizá decidas abandonar tu reacción simplemente para ver qué pasa. Te rindes.
No me refiero a que dejas de reaccionar diciendo verbalmente: «De acuerdo, tienes razón», con una mirada condescendiente que en realidad está diciendo: «Estoy por encima de esta inconsciencia infantil.» Así sólo consigues desplazar la resistencia a otro terreno, con lo que la mente egotista sigue estando al mando y reivindicando su superioridad. Estoy hablando de soltar todo el campo de energía mental-emocional que estaba luchando por el poder en tu interior.
El ego es astuto; por eso tienes que estar muy alerta, muy presente, y ser totalmente honesto contigo mismo para ver si realmente has renunciado a tu identificació n con una posición mental, liberándote así de la mente.

SI TE SIENTES DE REPENTE MUY LIGERO, DIÁFANO Y EN PROFUNDA PAZ,
eso es una señal inequívoca de que te has rendido realmente. Observa entonces lo que le ocurre a la posición mental de la otra persona cuando dejas de energetizarla mediante la resistencia. Cuando la identificació n con las posiciones mentales se deja de lado, comienza la verdadera comunicación.
No resistirse no significa necesariamente no hacer nada. Lo único que implica es que la «acción» no va a ser reactiva. Recuerda la profunda sabiduría que subyace en la práctica oriental de las artes marciales: no te resistas a la fuerza del oponente. Cede para vencer.
«No hacer nada» cuando estás en un estado de intensa presencia es un poderoso transformador que sana a las personas y las situaciones.
Es radicalmente diferente de la inactividad en el estado de conciencia ordinario —o más bien de inconsciencia— que surge del miedo, de la inercia o de la indecisión. El verdadero «no hacer nada» implica ausencia de resistencia interna e intensa alerta. Por otra parte, si es necesario actuar, ya no reaccionarás desde tu mente condicionada, sino que responderás a la situación desde tu presencia consciente. En ese estado, tu mente está libre de conceptos, incluyendo el concepto de no-violencia. De modo que..., ¿quién puede predecir lo que harás?

El ego cree que la fuerza reside en resistirse, cuando en realidad la resistencia te separa del Ser, el único estado de verdadero poder. La resistencia es debilidad y miedo disfrazados de fuerza. Lo que el ego considera debilidad es tu Ser en toda su pureza, inocencia y poder. Lo que consideras fuerza es debilidad. Por tanto, el ego existe y se mantiene mediante la resistencia continua, y representa papeles falsos para encubrir tu «debilidad», que en realidad es tu poder.
Hasta que se produce la rendición, buena parte de la interacción humana se limita a cumplir papeles inconscientes. Cuando te rindes, ya no necesitas las máscaras del ego ni sus defensas. Te vuelves muy simple, muy real. «Eso es peligroso», dice el ego. «Te sentirás herido. Serás muy vulnerable.»
Lo que el ego no sabe, por supuesto, es que sólo abandonando la resistencia, haciéndote «vulnerable», puedes descubrir tu verdadera y esencial in-vulnerabilidad.

Practicando el Poder del Ahora
***************************************************

viernes, 28 de noviembre de 2008

SOMOS ESPEJOS


Todos somos extensiones del campo universal de energía, distintos puntos de vista de una única entidad. Esto implica ver todas las cosas del mundo, a todas las personas del mundo, y darnos cuenta de que estamos mirando otra versión de nosotros mismos. Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo.

Todos somos espejos de los demás y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto se llama espejo de las relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es la actividad más importante de mi vida. Todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo.
Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones. Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas. Todas son, en esencia, experiencias espirituales. Cuando estás enamorado, romántica y profundamente enamorado, tienes una sensación de intemporalidad. En ese momento, estás en paz con la incertidumbre. Te sientes de maravilla, pero vulnerable; sientes cercanía pero también desprotección. Estás transformándote, cambiando, pero sin miedo. Te sientes maravillado. Ésa es una experiencia espiritual.
A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia. Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros. ¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían.

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para evolución de nuestra conciencia. Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia.
La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente.

Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas. La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si no tienes la capacidad para actuar con maldad.

Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean. ¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas.

Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual. Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características externas.

Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones. Todos somos multidimensionales, omnidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los aspectos de nosotros. Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La presencia de características negativas sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito.
Una vez que puedas verte en los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad. Éste es el poder del espejo de las relaciones

Deepak Chopra
*******************************