martes, 25 de noviembre de 2008

¿El Karma puede cambiarse o es inmutable?


Las leyes de la vida son unas y las mismas a
todos los niveles. Las leyes físicas son
esencialmente las mismas que las leyes
espirituales.
Así vemos que el principio de acción y
reacción de la Física, según el cual a cada
acción corresponde una reacción igual y
opuesta, se aplica a los seres humanos por
medio de la ley del karma: lo que siembres
recogerás. Si siembras el mal recogerás el mal
en forma de sufrimiento; si siembras el bien
recogerás bondad en forma de alegría interior.

La materia responde al pensamiento

Para comprender el karma debemos
entender que los pensamientos son cosas. El
universo, en última instancia, no se compone
de materia sino de conciencia. La materia
responde, más de lo que la mayoría de la
gente piensa, al poder del pensamiento, ya se
exprese directamente o a través de una acción.
La gente apenas piensa que sus propios
pensamientos o actos sean malos, pero si
crean discordia en los demás, esas olas de
discordia regresarán inevitablemente a ellos
en forma de sufrimiento. El sufrimiento
humano no es un signo de la ira de Dios hacia
la humanidad; es, por el contrario, un signo de
la ignorancia de la ley divina por parte del
hombre.

Contrarrestar el karma negativo de la
masa

En general, lo que vuelve a ti en forma de
karma es lo que has generado en tus propios
actos del pasado. Pero también hay un karma
de masa.
La forma y la extensión en que un individuo
es afectado por el karma de masa depende de
la fuerza de su karma individual. Por ejemplo,
no todas las personas que mueren en un
accidente de aviación tenían necesariamente
el karma para que eso les sucediera.
Sencillamente el karma de la mayoría fue más
fuerte que el de la minoría cuyo karma era
vivir. No obstante, quienes tengan un karma
suficientemente fuerte se salvarán, ya sea
durante el accidente o bien no tomando ese
vuelo.
Por ejemplo, la madre de un miembro de
Ananda Village había reservado un vuelo a
California. Poco antes de salir de casa, su hija
le telefoneó y le sugirió que la visitara más
adelante, así que canceló la reserva. El avión
sufrió un accidente y todos los pasajeros
murieron.
Para contrarrestar cualquier potencial karma
de masa negativo es siempre bueno orar antes
de hacer un viaje, salir en coche, etc. Ora y
pon tu vida y tu seguridad en manos de Dios.

Liberarse del karma

La fuente de todas las implicaciones kármicas
es el apego al ego, así pues, el primer
paso para salir del karma es cortar cualquier
relación con las implicaciones del ego en
cuanto hagas. Un aspecto importante de esto
es actuar sin desear los frutos de tus actos.
Para llegar a realizar acciones sin deseo
debes neutralizar en el corazón las olas de tus
gustos y aversiones. Hacemos esto gradualmente
por medio de una meditación profunda
y de la amabilidad, el perdón y la compasión.
Cuanto más libre te hagas interiormente, cada
vez serás menos afectado por los inevitables
altibajos de la vida.
Así pues, trabaja en tus reacciones ante las
circunstancias externas. Sé interiormente
feliz, sabiendo que nunca podrás cambiar las
cosas y hacer que te agraden exteriormente.

Swami Kriyananda.
*************************************