viernes, 7 de noviembre de 2008

LA IMPORTANCIA DE LA RESPIRACION



Las asanas, intensificadas por la respiración, favorecen la eliminación de residuos y toxinas.
La relajación se practica para conseguir una circulación sanguínea más viva a través del cuerpo y se siente una liberación y un retorno al estado de pureza y desintoxicación propio de la juventud.
La respiración, no es solo la simple aspiración de aire.
En ella intervienen también otros factores. Lo importante es que se respire con el pulmón entero y no solo con una parte del mismo.

Vamos a comparar el pulmón con una esponja (ya que el pulmón es una configuración esponjosa). Para comprenderlo más fácilmente, imaginaremos el aire que respiramos como un líquido corruptible –por ej. Leche- que es absorbido, retenido y vuelto a expulsar. El aire que respiramos no esta tan expuesto a la corrupción como lo está, tal vez, la leche. Sin embargo, contiene bastantes impurezas que se depositan en el pulmón y luego se comportan como la leche en fermentación.
El esponjoso pulmón descansa en la cavidad elástica del tórax, y si bien se puede comprimir algo, jamás llegará hasta el extremo de encogerse totalmente como una esponja.
De cada bocanada que se admite queda un resto, aproximadamente, un litro de aire que el médico denomina “aire residual”.
Según la comparación que estamos haciendo con la leche, este residuo de aire que queda sin expulsar en nuestros pulmones viene a ser igual al poso que la leche deja en el fondo de la jarra, al permanecer en ella de un día para otro.

Ahora bien, el tórax humano posee un fondo elástico: el diafragma.
Este fondo está estructurado de forma que al efectuar la aspiración se arquea hacia abajo, ampliando la cavidad pulmonar. Al efectuarse la exhalación, debe arquearse otra vez hacia arriba, osea, a la cavidad torácica, efectuando así la compresión de los puntos críticos en los cuales se han depositado los posos a que antes hemos hecho mención. Esta actividad del diafragma se llama la respiración abdominal.

Aprender a respirar es aprender a vivir y a relacionarte acertadamente. Las condiciones de la vida moderna destruyen el equilibrio personal, y este modo negativo de vivir se trasparenta en tu respiración.
El equilibrio de tu cuerpo es el pórtico del equilibrio de todo cuanto eres, de tu afectividad y de tu mente.

El punto clave de la transformación humana es la comprensión de sí mismo. La vida es una sucesión de problemas que hay que resolver serenamente, de uno en uno; pero solo es posible encontrar una solución acertada cuando realmente el problema está presente.
*********************