jueves, 13 de noviembre de 2008

KUNDALINI


La energía Kundalini es el poder dormido en el ser humano que se encuentra en la base de la columna vertebral. Cuando el aspirante es capaz de purificar y equilibrar determinados canales sutiles de energia llamados nadis ida y pingala, en la columna vertebral, y se enciende esta energia kundalini en la base de la columna, comienza a ascender por el canal central de la espina dorsal, llamado sushumna. A medida que asciende, pasa por distintos centros psicoenergeticos llamados chakras. Estos chakras estan interconectados con distintas zonas dormidas del cerebro.Cuando kundalini pasa por los chakras estas zonas dormidas se despiertan y, con ellas, todas nuestras facultades latentes y potencialidades divinas. El propósito y la meta del Yoga Real es despertar esta energía en nosotros.

Esta ígnea serpiente enroscada, llamada en sánscrito kundalini, es la manifestación física de una de las grandes fuerzas del universo. Kundalini es la mística fuerza que nos penetra a través de la parte inferior del cuerpo, es lo que los Yoguis llaman “La Energía de la Tierra”. Esta energía es el yo primitivo, el yo físico que nos conecta con los elementos: las mareas, los vientos, los animales, la tierra y los ritmos de la vida en nuestro planeta. Kundalini es la manifestación de la Diosa Sakti en el plano físico.

Sucede en un momento, el cuerpo físico y emocional de alguien se halla imbuido en un espacio-tiempo específico de meditación, reposo o acción enfocada repetitiva. En forma repentina libera todos sus cuidados y preocupaciones acerca de “las cosas” en su vida que involucran la polarización y el conflicto, ese cuerpo experimenta un considerable cambio de energía.

Entregado, suelta todas sus compensaciones y bloqueos de energía y se convierte en el canal para el Espíritu que muchos de nosotros siempre quisimos ser. En ese mágico momento, el Alma de la Tierra se fusiona con esa persona y envía una señal "Kundalini" hacia arriba desde la base de la columna hacia la coronilla, de Muladhara Chakra a Sahasrara Chakra.

La señal de este planeta es característica, tal como la señal que envía un satélite puede ser identificada por todas las antenas y emisoras que están en sintonía para recibir sus mensajes y forman una amplia red de comunicación. Literalmente en el sentido de la palabra, el Ascenso de la Kundalini es una clase de “señal de apretón de manos” enviada hacia arriba por la determinación de un alma que se preparó (quizá durante muchas vidas) para abrirse al conocimiento secreto y experimentar realmente el resto de Todo y de si misma.

Cuando esta señal pasa por el Chakra Sahasrara y sale al cosmos, la señal correspondiente o afín la recibe y le responde. De igual modo, el meditador avanzado, durante la meditación y la relajación envía señales que sondean hasta los más recónditos lugares de su cuerpo y su mente esperando encontrar evidencia que brinde signos de vida “en algún otro lado”.

El despertar y la elevación de Kundalini se convierten en un signo y una señal para el resto del Universo que responde y confirma que hemos alcanzado un lugar de “neutro equilibrio” respecto a todos los seres extraños y maravillosos que pueden existir y que sí existen. ¡Sucede ni más ni menos que aquel afortunado ser cuya Kundalini asciende guiada ha hecho las paces con la increíble diversidad del Multiverso y está listo para “jugar” con el resto de seres despiertos, humanos o no humanos! Llegados a este nivel, la Tierra y el Cielo comienzan a descargar grandes cantidades de “programación complementaria” en el disco duro del subconsciente. Esto nos prepara para el glorioso momento en que seamos capaces de “conectarnos” con la Red Interior y explorar todo el Multiverso.

¿Alguien de vosotros ha estado experimentando un extraño “murmullo” o “zumbido” en los oídos últimamente? Brisas que se elevan desde el cóccix lamiendo la espalda. Repentina rigidez en espalda, cuello y nuca que te “tira” hacia atrás. Sensaciones de que algo o alguien te acaricia levemente el cabello. Son síntomas de Kundalini. Si alguien me pregunta que se siente en el momento en que despierta. Es algo semejante a una tremenda descarga eléctrica obligada a pasar por un estrecho conducto. Lo que se siente es como fuego líquido que fluye por el cuerpo en dirección espiral a modo de movimiento serpentino. Lo tremendo es que “tú estás ahí a su disposición” y el estrecho conducto es tu columna, la sensibilidad se dispara mientras un religioso temor te embarga. Puede ser algo espantoso e irritante que tras el primer momento, ya es un acontecimiento imparable que te arrastra en el tiempo por varios procesos sucesivos y nunca previsibles.

También puede ser algo que te impide moverte mientras sucede, en diversas etapas te lleva al cielo y te llena de un gozo imperecedero. Hay personas en las cuales se entremezclan la más terrible pesadilla con la más sublime gloria, ellas experimentaron un despertar prematuro y entonces Kundalini fluye cuerpo abajo en vez de cuerpo arriba. Si tus síntomas son leves y temes ir adelante, usa la razón, descarta y niega tal como niegas la realidad de los sueños. Si tienes fuertes síntomas y además dolores y presiones por determinadas zonas del cuerpo de manera oscilante, ponte en manos de un experto sin tardanza, de ello depende el posterior resultado de dirigir tú o ser dirigido como un péndulo que oscila entre cielos e infiernos. Kundalini no es cosa de juego, ni que se pueda manejar a la ligera, resulta tan peligrosa en manos inexpertas como en las de un niño la dinamita. Kundalini libera a los yoguis y esclaviza a los insensatos.

Kundalini perturba pero tiene un propósito. "Aquel que conoce y ve" dirige con maestría este propósito en si mismo y en otros. La perturbación que durante toda su vida embarga a algunos que despertaron esta fuerza por error o por sus medios, sin saber muy bien lo que hacían, es debida a que el proceso está incompleto. Dicho de alguna manera, “robaron o forzaron un programa” y después no tienen modo de contactar con la Central de Informaciones para obtener la actualización de sus archivos personales. Ciertamente, sin la ayuda de un Maestro, vale más dejarla dormir hasta que la moralidad del hombre llegue a suficiente nivel y su voluntad sea lo bastante recia para gobernarla.

Maestro Tanumanasi
**********************